¿Qué es una cisterna en realidad?

Una cisterna es un depósito de agua generalmente subterráneo y probablemente la forma más antigua en que las personas usan el agua. Las tareas y funciones de una cisterna van desde el equilibrio de los cuellos de botella de suministro hasta el suministro uniforme garantizado para la protección contra inundaciones y saltos de agua de lluvia.

Funciones y propiedades.

La característica más conocida y más obvia de una cisterna de agua de lluvia es la recolección, almacenamiento y eliminación de agua. En la historia de la humanidad, sin embargo, se han desarrollado varias subespecies de cisternas que van más allá de la capacidad de un reservorio puro.

Las tareas típicas de los diferentes tipos de cisterna incluyen:

  • La provisión permanente de agua de lluvia.
  • La distribución uniforme y controlada del agua.
  • El equilibrio y la canalización de la lluvia alta a través de la lluvia intensa.
  • Almacenamiento y dosificación de agua de pozo extraída.

Método de instalación, economía y ecología.

En la mayoría de los casos, las cisternas en forma de contenedores de tanques se entierran en el suelo o se entierran. Las dimensiones huecas habituales oscilan entre la capacidad de 2000 y 20,000 litros.

En el sector privado, se prefieren las cisternas de jardín para asegurar el riego de plantas. También los aspectos monetarios, como la reducción del consumo de agua potable pública y el ahorro por los gastos de desagüe divididos, juegan un papel importante. Los aspectos ecológicos, la conservación de los recursos, son cada vez más destacados como otro argumento importante.

Hormigón y plastico

Por lo general, se seleccionan tanques de concreto o cisternas de plástico, que están disponibles como componentes prefabricados. Según el uso previsto, las cisternas tienen las opciones de conexión adecuadas para permitir el uso más allá del riego de la planta.

Factores de planificación y alternativas.

Al considerar si una cisterna es la opción correcta, deben considerarse varios factores. Además del uso previsto, se deben tener en cuenta las regulaciones regionales para la aprobación y las condiciones climáticas. Alternativamente, según el criterio, un pozo de agua subterránea puede ser la opción más apropiada.

En particular, en una recuperación extensiva prevista de agua, por ejemplo, para lavadoras de inodoros o lavadoras o la conexión de la cisterna a una instalación hidráulica doméstica se debe planificar exactamente qué tipo de cisterna puede permitirse.

cisternas de retención

Los llamados tanques de retención tienen una tarea diferente a la de formar un reservorio de agua. Sirven para compensar las fuertes precipitaciones, que absorben y miden hacia adelante. Como amortiguador, las grandes cantidades de agua absorben, almacenan y liberan con un retraso de tiempo cuando la precipitación ha retrocedido como una lluvia intensa.

Para aumentar este efecto y asegurar una eliminación más rápida del agua de lluvia "recogida", los tanques de retención a menudo se combinan con un sistema de drenaje.

Consejos y trucos

Puede combinar la función de un tanque de retención con el uso de agua. Los requisitos reglamentarios para esto son relativamente extensos y, a menudo, limitados.

Junta De Vídeo: Relatos de Terror El Fantasma de La Escuela