El correcto cuidado del laminado.

El piso laminado es un revestimiento para pisos muy popular que durará muchos años si se lo cuida adecuadamente. No solo por esta razón es el piso laminado muy popular. Es sencillo, variado y está disponible en muchas variantes diferentes. Mantener el popular revestimiento para pisos con un producto de cuidado adecuado es muy importante para poder disfrutar el brillo del piso en todo momento y para mantener el piso libre de rayas. Hay algunos consejos sobre cómo mantener ese piso limpio y bien mantenido para una larga vida.

Mantener el suelo laminado desde el principio.

Si cuida su nuevo suelo laminado desde el principio, límpielo con rayas y mantenga el brillo, lo disfrutará durante muchos años. El cuidado adecuado consiste en varias medidas, que se mencionan a continuación:

  • El cuidado diario simplemente cepillando y limpiando.
  • Si es necesario, elimine la suciedad más grande rápida y suavemente
  • El cuidado permanente para una larga vida.
  • Casos extremos en forma de daño y eliminación de sus efectos.

Para el cuidado diario del suelo laminado.

Hay algunos consejos diarios que le ayudan a mantener el laminado de manera óptima. La limpieza adecuada del piso es uno de los requisitos principales para una vida útil prolongada de su piso. En el caso de los pisos laminados, la limpieza comienza incluso antes de la limpieza real con productos para el cuidado. Es mejor si los cuerpos extraños pequeños en forma de piedras o partículas más duras permanecen fuera del mismo. Estos pueden causar rápidamente arañazos antiestéticos y actuar sobre el piso como papel de lija. Al limpiar, asegúrese de no regar excesivamente el suelo. Es mejor usar sistemas de limpiaparabrisas que sean fáciles de escurrir para que el piso no se moje más de lo absolutamente necesario. A menudo se habla de limpieza brumosa. Después de limpiar, el suelo se secará completamente en unos pocos minutos. No debería ser más.

Elimina la suciedad particularmente pesada de manera efectiva

Además de la limpieza diaria, existen los casos de dificultades reales que pueden surgir, por ejemplo, cuando se produce pintura, residuos de adhesivo u otro tipo de suciedad. Si necesita trabajar con un acondicionador o agente de limpieza más fuerte, debe asegurarse de que el limpiador para laminados no contenga ningún aditivo lubricante, como cera. Tampoco debe utilizar abrasivos fuertes, ya que pueden atacar la superficie lisa. Es mejor usar un limpiador especial para laminados o remedios caseros como la esencia de vinagre, que se diluye con un poco de agua. Es muy importante utilizar los medios agresivos lo menos posible y usarlos solo en caso de un caso.

Eliminar las manchas de grasa y similares.

El suelo laminado también está disponible en el comedor. Aquí, por supuesto, las impurezas en forma de manchas de grasa u otras partículas de alimentos pueden llegar al suelo. Entonces una reacción particularmente rápida es importante. El aceite que gotea u otras películas lubricantes deben absorberse lo más rápido posible con un libro absorbente, como una toalla de cocina, sin permitir que se empapen en el suelo. A continuación, puede utilizar un producto de cuidado adecuado.

El cuidado permanente es igual de importante

La prevención siempre es mejor que reaccionar. Si desea tener algunos de sus pisos laminados durante mucho tiempo, debe cuidarlo continuamente. No se trata solo de la limpieza regular del piso, sino también de un sello, para el cual hay numerosos productos en el comercio especializado. Para ciertos pisos laminados, hay sellos de un tipo natural a base de cera o aceite. Los selladores laminados a base de solventes tienden a secarse más rápido por más tiempo, proporcionando una protección más duradera contra la humedad. Sin embargo, tenga en cuenta que las fugas de vapores pueden ser dañinas durante el procesamiento. Asegúrese de que la habitación esté bien ventilada durante el procesamiento. Una tercera variante consiste en un sello con una nanocapa que contiene micropartículas diminutas. Es un sellador muy costoso, que también es muy efectivo.

Reparar daños en el laminado.

En ciertos casos, incluso la mejor limpieza no ayudará, por ejemplo, cuando se producen marcas de quemaduras o rasguños profundos. No siempre es necesario reemplazar los elementos defectuosos de inmediato. En algunos casos, como los rasguños individuales en el revestimiento del piso, los kits de reparación pueden proporcionar servicios valiosos que no se pueden eliminar del todo y que, al menos, se vuelven invisibles. También para esto hay numerosos recursos en el comercio especializado, que hacen posible en parte muy buenos resultados. No necesariamente necesitas un artesano, sino solo un poco de habilidad manual. Si no continúa aquí, también puede consultar a un especialista.

El correcto cuidado y evitación de daños.

Mucho mejor es siempre evitar daños desde el principio. Esto se puede hacer, por ejemplo, con un cuidado adecuado, que se lleva a cabo regularmente. Por supuesto, es igualmente importante mantener los daños alejados del piso evitando que se ensucien en el piso elementos como piedras.

Imagen del producto: Studio KIWI / Shutterstock

Junta De Vídeo: ¿Cómo limpiar y mantener un piso laminado?